• elenapasso

Para muestra basta un botón...




Para muestra basta un botón...

Acerca de la infiltración ideológica

Dra Elena Passo


El día 28 de abril de 2021 el Concejo Deliberante de la Municipalidad de Lomas de Zamora de la Provincia de Buenos Aires aprobó por unanimidad a través de la ordenanza número 17.813 el "Día municipal del niño por nacer".

En un tratamiento ultra rápido, sobre todo teniendo en cuenta los tiempos que se manejan habitualmente en el país, el mismo Concejo Deliberante deroga el 12 de mayo la ordenanza municipal número 17.813.

El 25 de marzo se celebra en numerosos países el "Día del niño por nacer", es una fecha internacional en la que se le rinde homenaje a la vida humana y en especial a la vida de los niños por nacer. Para los creyentes esa fecha coincide con la de la conmemoración de la Anunciación del Señor.

El 7 de diciembre de 1998 el entonces presidente Carlos Saúl Menem -elegido en democracia- instituye por el decreto número 1406/98 la celebración del "Día del niño por nacer" en la República Argentina.

Llama la atención que en pocos días una ordenanza aprobada por unanimidad sea derogada por el mismo cuerpo legislativo que la había aprobado. Se supone que en la primera votación actuaron de acuerdo a sus convicciones personales y en representación de los ciudadanos que les otorgaron esa responsabilidad. En síntesis, los concejales aprobaron en unanimidad porque esa ordenanza no ofrecía ningún conflicto con sus convicciones personales ni con el pensamiento de la mayoría de sus votantes. O dicho de otra forma, es razonable pensar que al votar la aprobación de la ordenanza no encontraron que la misma les pueda causar conflicto con la mayoría de los ciudadanos que los eligieron.

¿Qué puede haber acontecido en el lapso de 14 días para que se derogue la ordenanza 17.813?

La única respuesta posible es que haya mediado una presión política. De ser así, estamos ante una ausencia de autonomía de poderes y de un vacío institucional.

Es tan burdo e irracional hacer derogar una ordenanza aprobada por unanimidad en forma tan reciente que solo se explica por la acción de una profunda corriente ideológica que ve a la vida humana y al niño por nacer como enemigos peligrosos.

¿Qué daño puede ocasionar la celebración de la vida del niño por nacer a cualquier municipio de nuestro país?

Realmente, ¿ tanto "lío" por una ordenanza municipal que celebra un día, el del del niño por nacer, establecido por decreto presidencial en todo el territorio nacional desde 1998?

Es preocupante que los concejales elegidos en forma democrática por los ciudadanos sean manipulados a tal punto de poner en riesgo la calidad institucional. La manipulación ejercida por la infiltración ideológica es de tal nivel que ni siquiera adopta un margen de racionalidad en el ejercicio de la política y deja expuestos a una situación de sometimiento escandaloso y de insignificancia a sus propios correligionarios.

En fin, para muestra basta un botón...

El problema de fondo es que ante un vacío institucional la vida humana queda desprotegida y a merced de la arbitrariedad del poder de turno.

En medio de una situación de pandemia tan dura y de tantas preocupaciones para la ciudadanía, un gesto de avasallamiento de este tipo puede pasar desapercibido, por el contrario esta situación nos tiene que llamar a la reflexión y convocarnos a trabajar hoy más que nunca por la vida de todos: nacidos y por nacer.

Pidamos a nuestra Madre y Señora de Luján que interceda ante su Hijo para darnos sostén, fortaleza espiritual y pasión por la misión encomendada y que sobre todo proteja la vida humana por nacer.



Entradas Recientes

Ver todo