• elenapasso

Nuestra Señora de Luján acompaña nuestra vocación de médicos al servicio de la vida.






Te pedimos, Madre Santísima, bajo la advocación de Nuestra Señora de Luján, que tu bendición acompañe nuestra vocación de médicos al servicio de la vida.

Que tu Inmaculado Corazón triunfe a través de nosotros y de nuestra profesión médica, acompañando nuestro caminar junto a la Iglesia de nuestra Arquidiócesis de Buenos Aires.

Que nuestra vida y nuestra profesión estén al servicio de tu Inmaculado Corazón, pidiendo ser testimonio de un amor misericordioso que se inclina para abrazar y besar la fragilidad humana.


Entradas Recientes

Ver todo