Noticias

sábado 23 de diciembre del 2017

Navidad


Navidad

Dra. Elena Passo

 

La Navidad es el signo de los tiempos que nos muestra el amor de Dios por el hombre y por toda su creación. Es el signo de los signos por sobre todos; cómo sino, ¿se puede entender que haya compartido con nosotros a su propio Hijo?

La encarnación de Cristo es el mayor don que hemos recibido de Dios como humanidad y es la bisagra en la historia espiritual del hombre.

Cuando pensamos en los sucesos que acontecieron en esos días la mayoría se conmueve por la pobreza material que rodeó al nacimiento de Jesús. Y esto es así, porque vemos con ojos mundanos esa historia, nos quedamos en la precariedad de su medio y la analizamos de acuerdo a nuestras necesidades prácticas actuales; sin tener en cuenta otra perspectiva que tal vez se tuvo, para la encarnación del Hijo de Dios.

Belén era por aquella época un pequeño pueblo cercano a Jerusalén, apenas un caserío rodeado por campo donde pastaban las ovejas. Estaba habitada por gente sencilla y era visitada, cada tanto, por pastores que se reunían por la noche a compartir un fogón y a contemplar de paso las estrellas.

La persona de Cristo nunca pasó desapercibida y su nacimiento ciertamente tampoco.

Era necesario un sitio seguro para que el milagro del Niño entre nosotros se concretara. El pesebre de Belén nos recuerda que hubo gente elegida para su cuidado, personas muy especiales en las que Dios depositó su confianza, y que fueron los  testigos presenciales del milagro.

El pesebre era y es el corazón de las personas que cuidaron y acompañaron al Niño: María, José, los pastores, y seguro otros más, que brindaron al nacimiento de Jesús, fidelidad, seguridad, y por sobre todo amor.

Dios cuenta con la fuerza espiritual de las personas para su obra, no porque le sea necesaria, sino porque nos ama.

Que en esta Navidad dejemos de lado la perspectiva del viejo mundo y que nuestro corazón tenga la gracia de transformarse para acoger como pesebre viviente al Niño y que podamos ser para Él  -como en su tiempo fueron ellos-, fieles, seguros e instrumentos de amor.

 

consorcio de medicos católicos

Contactate con nosotros

Podes comunicarte con nosotros mandandonos un email a consorciodemedicoscatolicos@gmail.com o bien completando el siguiente formulario.

Enviar mensaje